En una tarde agobiante de calor en Rostov, Uruguay avanzó a los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ al vencer a Arabia Saudí por un módico 1-0.

Los 32° C que hubo en el campo justifican el paso tranquilo de la Celeste, que se puso en ventaja a los 23 minutos con un zurdazo de Luis Suárez tras una falla del portero Mohammed Alowais en un centro. Lucho lo festejó guardando el balón debajo de la camiseta. ¿Tercer hijo en camino?

Después de tener la ventaja que le alcanzaba para clasificarse, los de Tabárez administraron energías, buscando el arco rival pero sin volverse locos por intentar convertir más goles pese a que un empate ante Rusia, también clasificada, los deja segundos del Grupo A.

En la previa del partido, Juan Pizzi pidió a sus jugadores competitividad. La estrategia y la táctica eran importantes pero estaban subordinadas a la mentalidad para encarar el partido. Puede sentirse satisfecho pese a la eliminación. Con sus limitaciones, su equipo dio la cara y tuvo sus opciones de marcar.