La gran sorpresa de este octavo día de competición la protagonizó la selección croata, que doblegó a Argentina gracias a los goles de Ante Rebic —que contó con la inestimable ayuda de Willy Caballero (53’)—, así como de Luka Modric (80’) e Ivan Rakitic (90+1). Croacia alcanza por primera vez esta instancia desde que su generación de oro lo hiciera en 1998.

Muy distinta es la situación que vive el combinado liderado por el astro Lionel Messi. Los vigentes subcampeones del mundo, con un punto en dos jornadas, están al borde de la eliminación. La última vez que la Albiceleste cayó en la primera fase fue en Corea/Japón 2002.