El medallista de oro en Juegos Paralímpicos Río 2016, Eduardo Adrián Ávila Sánchez cosechó la presea de bronce de la categoría -81 kg en el Grand Prix de Judo IBSA Bakú 2019, que se realiza en Azerbaiyán y que otorga puntos en el ranking internacional rumbo a Tokio 2020.

Ávila Sánchez, quien entrena regularmente en las instalaciones de Villas Tlalpan de la CONADE, pasó bye la primera ronda del grupo D, mientras que, en su presentación en el tatami, derrotó a Taha Al-Gburi de Iraq, por ippon, en apenas siete segundos de combate.

En su segundo enfrentamiento, el originario de la Ciudad de México venció a Olexandr Kosinov de Ucrania, por ippon, a los 3 minutos 53 segundos del encuentro, para ser el ganador del pool D.


Ya instalado en semifinales, el tricampeón de Juegos Parapanamericanos cayó por ippon ante Davurkhon Karomatov, de Uzbekistán, pero en el repechaje, el mexicano logró la victoria, por waza-ari, ante el francés Nathan Petit, para subir al podio.

El metal dorado fue para Davurkhon Karomatov y la presea de plata para Huseyn Rahimli, de Azerbaiyán.

Por su parte, Bryan Aburto Beltrán cayó por ippon en la primera ronda de la categoría -60 kg ante el local Vugar Shirinli.


En el repechaje, Bryan doblegó al ruso Zaur Dzhabrailov por ippon, en 1 minuto 54 segundos de combate, pero en la segunda vuelta de repechaje perdió ante el uzbeko Sherzod Namozov.

Este martes verá acción la campeona de Juegos Paralímpicos Río 2016, Lenia Fabiola Ruvalcaba, en la categoría -70 kg.