El jalisciense Miguel Ángel Padilla Robles se convirtió en el primer mexicano en conquistar la medalla de oro en la disciplina de muaythai, en el Campeonato Mundial de Artes Marciales, disputado en Chungju, Corea del Sur.

Del 30 de agosto al 6 de septiembre, la ciudad de Chungju recibió a los mejores exponentes en las artes marciales, procedentes de 37 países, quienes protagonizaron emocionantes combates con el objetivo de convertirse en los nuevos campeones mundiales.

Para esta justa, México estuvo presente con Julieta Ortiz y Miguel Ángel Padilla, quienes se ganaron su boleto gracias a su destacada participación en el Campeonato Mundial de la Federación Internacional de Muaythai (IFMA, por sus siglas en inglés) Bangkok 2019, en julio pasado.

El camino por el metal áureo no fue fácil para Miguel Ángel Padilla, pues enfrentó a rivales de Hong Kong, Corea del Sur y de Turkmenistán, a quienes venció por la vía de nocaut técnico, y de esta manera proclamarse campeón mundial en la categoría 81 kilogramos, clase A.

Padilla Robles se ha consolidado como uno de los mejores representantes del muaythai, ya que se convirtió en el primer mexicano en ganar una presea dorada en esta disciplina; además, es el actual campeón nacional. En el 2018 se ubicó en el tercer peldaño de la categoría, clase B, en la pasada justa mundialista, celebrada en Cancún.

Durante el Campeonato Mundial de Artes Marciales Chungju 2019, el muaythai se realizó en tres días, en los que se tuvo una participación de siete divisiones de peso, en la rama varonil y tres en la femenil.