Durante el Foro Económico Mundial el grupo de activistas ucranianas, Femen, denunció la responsabilidad de los líderes financieros en la situación actual.


No todos son grises políticos y empresarios en el Foro Mundial de Economía que se lleva a cabo en Davos, Suiza. Más allá de la dermis semi reptiliana de los protagonistas de las conferencias también se cuenta con la presencia de diversos grupos de manifestantes que están ahí para cuestionar el sistema que rige las finanzas mundiales y el dudoso diseño bajo el cual se reparten los bienes generados. Y entre los grupos de protesta más notables se encuentra, como suele suceder, las chicas de Femen, quienes aparecen semidesnudas para llamar la atención de los medios a su causa.

De acuerdo con su líder, la ucraniana Anna Gutsol de 27 años, la misión de Femen es “ser un grupo de mujeres que se involucran de manera activa en los asuntos sociales y políticos de Ucrania”. Y a pesar de que esta agrupación comenzó con actos exclusivamente locales, tras tres años de haber saltado a la escena pública ya intervienen en eventos internacionales y son uno de los grupos de protesta más populares alrededor del mundo (difícilmente no adivinarías por qué).

Al grito de “pobres por su culpa”, tres activistas ucranianas protestaron topless en Davos y posteriormente fueron detenidas por las numerables fuerzas policiacas que resguardan a los participantes.

“Vinimos a Davos a explicar la posición de toda la gente sin recursos en el mundo, a explicar que somos pobres gracias a estas acaudaladas personas que se encuentran al interior del edificio”, declaró a AP Inna Schewcenko, representante de Femen.