México.- El Departamento de Comercio de Estados Unidos estableció hoy aranceles a refrigeradores fabricados por cuatro compañías en México y dos en Corea del Sur, tras determinar que incurren en prácticas desleales o "dumping".

La dependencia federal impuso los aranceles tras una denuncia de la firma estadounidense Whirlpool Corp., sobre "las injustas prácticas comerciales" de esas competidoras asentadas en México y Corea del Sur.

El Departamento de Comercio impuso un impuesto antidumping de 30.34 por ciento a los refrigeradores de congelador bajo (parte inferior) fabricados por LG en México y 15.41 por ciento en los de LG en Corea.

También fijó aranceles de 15.95 por ciento a refrigeradores producidos en México por Samsung, de seis por ciento a los de la firma mexicana Mabe, y de 22.94 por ciento en el caso de la sueca Electrolux.

En un caso separado de derechos compensatorios en relación con los mismos productos procedentes de Corea del Sur, el Departamento de Comercio estableció márgenes compensatorios de 12.9 por ciento para la surcoreana Daewoo y de 2.46 para Samsung.

Whirlpool pidió en marzo de 2011 al Departamento de Comercio y a la Comisión de Comercio Internacional investigar a dichas compañías, a las que acusó de vender sus refrigeradores en Estados Unidos a un precio "sustancialmente inferior al de su valor razonable" .

La firma con sede en Amana, Michigan, basó su reclamo en evidencias de que el aumento en las importaciones de refrigeradores procedentes de México estaba motivada por precios "dumping".

Whirlpool acusó a sus competidoras de una "injusta" estrategia comercial, en la que optan en forma inicial por perder dinero para vender más barato en Estados Unidos, que el mismo fabricante del país a fin de causarle "daño material" y pérdida de mercado.

"Como fabricante líder mundial de línea blanca, estamos asumiendo una posición con estas peticiones para proteger a nuestros 23 mil empleados en Estados Unidos" , dijo Marc Bitzer, presidente de la división de Whirlpool en América del Norte en un comunicado.

Whirlpool citó "las agresivas acciones de precio" de sus competidores, como una de las razones que la condujeron a planear el cierre para mediados de 2012 de su planta de refrigeradores ubicada en Fort Smith, Arkansas.

La compañía informó que cerrará la planta y trasladará parte de su producción a fábricas que posee en México y en otras entidades estadounidenses.

La planta de Whirlpool en Fort Smith llegó a tener cuatro mil empleados en 2006, pero desde entonces gran parte de su producción ha sido trasladada a México y a entidades como Iowa y Ohio.

Agencia El Universal