Los buenos pronósticos para 2015 de la economía mexicana salieron reforzados del 45 Foro de Davos en donde analistas y funcionarios coincidieron en que México será la excepción en América Latina y crecerá muy por encima del promedio de la región.

“La realidad muestra que las perspectivas de México son mejores que las de Latinoamérica que está más afectada por la baja en los precios de las mercancías básicas”, declaró en el marco del Foro, que concluyó anoche, el gobernador del Banco de México, Agustín Cartens.

Según explicó a Notimex el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Angel Gurría, México podría crecer “de 3.0 a 3.5 por ciento este año, igual que el promedio el resto del mundo”.

“Estamos hablando de una tasa de crecimiento que efectivamente es un múltiplo de lo que está creciendo América Latina”, dijo Gurría respecto al crecimiento promedio previsto para la región, que se prevé que sea la mitad que el esperado para México.

Los pronósticos fueron confirmados aquí por directivos del banco brasileño Itaú Unibanco, que estimaron que la economía mexicana, impulsada por las exportaciones manufactureras, escapará este año a la tendencia al declive económico latinoamericano.

También por las buenas previsiones de crecimiento para este año de la economía de Estados Unidos, el principal socio comercial de México, que confortan los buenos pronósticos para las exportaciones mexicanas hacia su vecino del norte.

“Sin duda yo creo que estamos en una prospectiva de mejora”, declaró por su parte el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, quien encabezó la numerosa delegación política y empresarial que este año participó en el Foro Económico Mundial de Davos.

“El año 2015 va a ser un buen año en términos económicos independientemente de que no nos está ayudando el comportamiento de los precios del petróleo”, agregó Guajardo sobre el punto débil de la economía mexicana en 2015.

También lo estimó así el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, quien en Davos se mostró convencido de que en 2015 será un buen año para la economía de México pese a los bajos precios del barril de petróleo.

En una mesa redonda titulada “Crecer en tiempos difíciles”, Lozoya expresó su esperanza incluso que el Producto Interno Bruto (PIB) de México crezca este año “por encima” de lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó para México.

En su última revisión de los pronósticos económicos para este año de las economías mundiales, el FMI estimó que el PIB de México crecería en torno a un 3.2 por ciento.

El director general de Pemex resaltó que la economía mexicana aceleró desde finales del año con “buenos números” en cuanto a exportaciones en automóviles y sobre todo en manufacturas hacia Estados Unidos y también la fuerte creación de empleos en México en 2014.

A nivel global, el 45 Foro Económico Mundial, concluyó con mejores expectativas para la economía mundial que a su inicio, el miércoles pasado, amparadas en la Economía de Estados Unidos, los bajos petroprecios y el probable relanzamiento de la economía europea.

Sin embargo, sobre las previsiones también pesa la cautela de los economistas así como la inquietud por la situación geopolítica mundial y la amenaza yihadista.