El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade, advirtió que ante la magnitud de la reducción del gasto público, se requerirá que todos contribuyan “al fin superior” que es proteger la economía ante la compleja coyuntura financiera internacional.

“Quien pretenda mantenerse al margen de este esfuerzo estará negándole al país la posibilidad de preservar la estabilidad económica”, dado que la situación podría verse agravada por las tendencias proteccionistas entre las economías avanzadas y el proceso electoral en los Estados Unidos, que ha contribuido a la incertidumbre económica.

El funcionario federal recalcó que las presiones que ese “complejo entorno” ha generado sobre el tipo de cambio, si bien son sólo un fenómeno transitorio que no ha afectado las expectativas de mediano y largo plazo, obliga a adoptar medidas fiscales oportunas que den certeza a los actores económicos del país.

Afirmó que el país cuenta con un sistema financiero sólido y en crecimiento y con una economía más formal, lo que demuestra que los objetivos centrales de la reforma financiera se están cumpliendo. Asimismo, dijo, México cuenta con una estructura de ingresos públicos más sana, menos dependiente del petróleo, ya que se redujo en más del 50 por ciento los ingresos provenientes de los hidrocarburos.

Meade expuso que el país enfrenta la actual coyuntura financiera con la fortaleza fiscal que dio la reforma hacendaria e insistió en que por encima de preferencias partidistas debe prevalecer la unidad y la responsabilidad para enfrentar la presión ante el ajuste de 239 mil 700 millones de pesos.


inf./Teléfono Rojo/Quadratín