La bancada del PRI en el Senado se comprometió a participar de manera responsable, activa y capaz en el proceso de revisión del Tratado de Libre Comercio se prevé arranquen negociaciones en junio próximo con Estados Unidos.

El Senado de la República ya afina el decreto de 14 puntos que normará la relación bilateral con Estados Unidos donde se establece que en la renegociación del TLC, como mínimo, se tienen que mantener las actuales condiciones de acceso al mercado, las reglas de origen y de inversión, así como la no implementación de barreras y prácticas desleales pues la Cámara alta no aprobará ningún acuerdo en sentido contrario.

“Cualquier resultado derivado de la renegociación del TLCAN, será considerado para su eventual aprobación, únicamente si como mínimo mantiene las actuales condiciones de acceso al mercado, de reglas de origen y de inversión”, establece el documento.

El coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, recordó que la Cámara alta tiene la facultad constitucional de aprobar los tratados internacionales y en ese sentido el PRI seguirá trabajando muy de cerca con los congresos de Canadá y Estados Unidos, para que de manera conjunta alcancemos horizontes que beneficien, a través de la economía y el comercio, a esos países.

“Seguiremos privilegiando el diálogo y la negociación para la solución de controversias y en esta ocasión no será diferente”, estableció.

Gamboa aseguró que el PRI acompañará a la Cancillería en la construcción de una diplomacia de Estado sólida y estratégica, que nos permita enfrentar en unidad los retos difíciles que vivimos en la relación con el Gobierno de Estados Unidos.

En ese sentido refrendó el compromiso de respaldar las acciones que ha llevado a cabo el gobierno federal, en la conducción de las relaciones con la nueva administración norteamericana, las cuales –sostuvo–han sido firmes, claras, oportunas y siempre respetuosas de nuestros principios y soberanía nacional.


inf./Teléfono Rojo/La Crónica