Luego de que en su Informe Trimestral de Inflación el Banco de México (Banxico) aumentara el pronóstico de crecimiento económico para México, en un intervalo de 1.5 – 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), Alejandro Díaz de León, subgobernador del banco central, indicó que factores como inversión o flujos de comercio, así como el tipo de cambio influyeron en el incremento del rango de crecimiento.

En ese sentido, dijo, "es muy importante que las acciones de política monetaria permitan anclar la formación de precios y las expectativas, justamente para que no tengamos después, ya una vez que se dan efectos de segundo orden, tener que subir las tasas de interés en mayor medida".

En entrevista en "Fórmula Financiera", Díaz de León señaló que la inflación general ha tenido un incremento considerable, en la primera quincena de mayo, ya que registró 6.17 por ciento de variación anual, mientras que la subyacente es de 4.65 y la no subyacente de 10.71, "estos han estado influenciados por el efecto de la depreciación acumulada del tipo de cambio, así como los aumentos en los precios de los energéticos, gasolinas y Gas LP".

Sostuvo que para que estos efectos sean transitorios y no den lugar a las expectativas de inflación, "es importante que haya confianza de que este proceso de alza de inflación es transitorio y que va a converger hacia la meta de Banxico".

En ese tema, señaló, es que las expectativas de inflación 2017, se han visto afectadas, sin embargo la de 2018 y plazos mayores se mantienen contenidas, "para que este proceso se siga manifestando hacia adelante es muy importante las políticas monetarias que ha hecho el Banco de México".

Como lo es el incremento de las tasas a su nivel actual que es del 6.75 por ciento.

Para el término del año, dijo, Banxico considera la inflación anual ubicada por arriba del intervalo de variabilidad, que es del cuatro por ciento, "si bien no hacemos un pronóstico puntual, por la misma volatilidad que tiene, sí estamos anticipando que mantenga en los próximos meses la aceptación que ha manejado en las últimas quincenas, que oscile en esos niveles y ya, en los últimos meses, inicie una inflexión a la baja y que se acelere hacia principios del año, de manera más clara hacia mediados del año entrante, hacia finales de 2018 a la meta de tres por ciento".

Respecto de las discusiones sobre el aumento en el salario mínimo, Díaz de León sostuvo que para Banxico el incremento debe estar asociado con la productividad en los diferentes sectores, "consideramos que debe ser visto con mucha prudencia, y es uno de los elementos que nosotros consideramos al momento de terminar la postura de política monetaria".

En tanto, sobre el Comité Cambiario, el subgobernador resaltó la participación del titular de Banxico, Agustín Carstens, en la elaboración de los estándares de los códigos globales de conducta de los Mercados Cambiarios.

"El Mercado Cambiario en México, su profundidad y su liquidez es un elemento de fortaleza de la economía nacional, el hecho de que tengamos un tipo de cambio tan líquido y profundo como el que tenemos, ha pedido a la economía sobrellevar muchos choques considerables. Cualquiera de estas nuevas mejoras para tener un mercado con nuevas prácticas siempre es bienvenido".