Grupo Televisa dio a conocer los resultados financieros correspondientes al segundo trimestre de 2017, donde reportan una disminución en sus ventas, así como en concepto de publicidad

Las ventas netas disminuyeron 1.5% a $23,161.8 millones en el segundo trimestre de 2017 en comparación con $23,523.5 millones en el segundo trimestre de 2016. Este decremento fue atribuible al descenso de los ingresos en el segmento de Contenidos. La utilidad de los segmentos operativos disminuyó 2.7% a $9,419.4 millones con un margen de 39.3%.

La utilidad neta atribuible a los accionistas de Televisa ascendió a $1,452.5 millones, o 2.6%, en el segundo trimestre de 2017 comparado con $1,415.9 millones en el segundo trimestre de 2016.

En lo que respecta al concepto de ventas por publicidad, disminuyeron 9.8% a $4,826.6 millones en comparación con $5,351.0 millones en el segundo trimestre de 2016. La caída de los ingresos se explica, en parte, por la continua reducción en los gastos de publicidad televisiva por parte de ciertos clientes y la migración parcial de los presupuestos de dos clientes a raíz de nuestra decisión de no descontar precios.

Este trimestre, la caída en los ingresos también se explica por la menor utilización de prime time en Canal 2 como resultado de las oportunidades de arbitraje que nuestra estructura de precios permite.

La publicidad vendida por adelantado, la cual representa la gran mayoría de los ingresos publicitarios en un año determinado, tiene un precio por spot basado, entre otras cosas, en los ratings de años anteriores, y los precios de dicho inventario se
mantienen fijos, independientemente de cualquier cambio en ratings al momento de la transmisión.

Por último, la empresa resalta que los clientes están logrando su objetivo de audiencia con un menor gasto. Estamos evaluando la implementación de un mecanismo alternativo para determinar precios, mismo que entraría en vigor a partir de 2018.