En julio de 2017, los precios al consumidor en México registraron un incremento mensual de 0.38 por ciento, con lo cual la inflación anual llegó a 6.44 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El organismo explicó que el incremento mensual obedece a presiones al alza en algunas frutas y verduras, tales como jitomate y papa, así como el aumento en precios de servicios turísticos en paquete por las vacaciones de verano, entre otros.

De acuerdo con datos del INEGI la inflación durante julio, de 0.38 por ciento, fue la más alta para un mismo mes desde 2012, y resultó por arriba del 0.34 por ciento esperado por analistas para dicho mes.

Con ello, la inflación a tasa anual pasó de 6.31 por ciento en junio a 6.44 por ciento en julio, la más alta desde diciembre de 2008, cuando fue de 6.5 por ciento, y sumó siete meses por arriba de 4.0 por ciento.

Cabe destacar que dicho nivel (4.0%) es el límite máximo del objetivo de inflación para este año, de 3.0 por ciento más/menos un punto porcentual.

El organismo apuntó que los datos comparables para el mismo periodo de 2016 muestran una inflación mensual de 0.26 por ciento y una tasa anual de 2.65 por ciento.


inf./Notimex