Walmart anunció este miércoles que restringirá a 21 años la edad para las compras de armas de fuego y municiones en Estados Unidos.

Conforme a CNBC, la compañía explicó en un comunicado que tomó la decisión a la luz de los acontecimientos recientes e intentará implementar este cambio lo más rápido posible.

Asimismo, señaló que en 2015 terminó las ventas de ciertos rifles deportivos como el AR-15 y añadió que no vende accesorios para aumentar el rendimiento o la capacidad de las armas.

También retirará artículos que se parezcan a los rifles de asalto, como algunos juguetes, de su web.

“Tomamos en serio nuestra obligación de ser un vendedor responsable de armas de fuego e ir más allá de la ley federal al exigir que los clientes pasen una verificación de antecedentes antes de comprar cualquier arma. La ley permite la venta de un arma de fuego si no se ha recibido respuesta a una solicitud de verificación de antecedentes dentro de los tres días hábiles, pero nuestra política prohíbe la venta hasta que se otorgue dicha aprobación”, reza el comunicado.

“Nuestra herencia como empresa siempre ha estado al servicio de deportistas y cazadores, y lo seguiremos haciendo de manera responsable”, finaliza.

Esta mañana, Dick’s Sporting Goods también publicó que ya no venderá armas a ninguna persona menor de 21 años, ni los cartuchos de munición de gran capacidad.

Estos anuncios se producen después de que Nikolas Cruz masacrara, usando un rifle semiautomático AR-15, a 17 estudiantes en una escuela secundaria de Florida el 14 de febrero.

Este día, el presidente Donald Trump se reunió con un grupo bipartidista de legisladores para analizar la seguridad en las escuelas y en la comunidad.

Trump se dijo a favor de elevar la edad mínima federal para comprar armas de fuego a 21, es legal a los 18 años, una política decididamente opuesta por la Asociación Nacional del Rifle.

El magnate también señaló que apoya una mayor verificación de antecedentes que se enfocaría más en la salud mental.