El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, convocó a la población a la unidad y a poner por delante la honestidad como forma de vida y de gobierno en el país.

Al ser cuestionado sobre el reto lanzado por José Antonio Meade para declarar su 7de7, el tabasqueño se limitó a decir que los votantes ya saben quién es quién, por lo que el gobernará de forma austera y prometió que su sueldo bajará a la mitad de lo que actualmente percibe el Presidente de la República.

En ese sentido, descartó que vaya a estar rodeado de guardaespaldas y que sus funcionarios realizarán los recorridos en el país por tierra para que conozcan las condiciones que guardan las vías de comunicación en la nación.

Asimismo, pidió a la sociedad tener calma y claridad ya que son falsos los señalamientos de alguna relación con el gobierno de Venezuela; “nosotros no tenemos nada que ver con el gobierno de Venezuela; no tenemos por qué ir a buscar ejemplos en el extranjero”.

En otro tema, el abanderado de los partidos Morena, Encuentro Social y del Trabajo destacó que el peor de los ladrones es el político corrupto “y tenemos que acabar con ese mal”, por lo que aseguró que combatirá la corrupción “de raíz” en todos los niveles.

De gira por Irapuato, López Obrador destacó y pidió “que se oiga bien y que se oiga lejos, siempre vamos a ser respetuosos de las religiones; somos respetuosos de las libertades de creencias; yo respeto la religión del pueblo”.

También, indicó que el movimiento que encabeza es amplio plural e incluyente en donde participan personas de distintas religiones, sectores económicos y clases sociales, por lo que reiteró su llamado a la unidad y a apoyar a los candidatos de la coalición cualquiera que sea su origen partidario.

Finalmente, enfatizó que impulsará el campo nacional, así como a los jóvenes para que todos tengan posibilidades de trabajar y estudiar, y ofrecer una pensión a las personas de la tercera edad y discapacitados de bajos recursos.