Éste es el año político del cineasta Carlos Bolado. Primero presentó Colosio, el asesinato, sobre los usos y costumbres del Partido Revolucionario Institucional.

Después, la serie de televisión Estado de gracia –que dirige junto con Charlie Gore y Javier Solar–, sobre la legalización de las drogas.

Y próximamente aparecerá Tlatelolco. "Me surgió la necesidad de tocar lo políticamente incómodo, de denunciar y asumir la responsabilidad –dice Bolado–. Alguien lo tiene que hacer, caray".

Estado de gracia tuvo que esperar a que pasaran las elecciones para poder estrenarse. "La hicimos entre 2009 y 2010. Formaba parte del proyecto de Once TV México de producir series originales, junto con XY y Bienes raíces.

Pero nos congelaron", dice Bolado, que también alista el estreno de Tlatelolco, proyecto híbrido que consiste en una película y una miniserie. "Es un proyecto que se hizo sin pensar que surgiría el movimiento de #YoSoy132.

Habla mucho de los chavos de entonces y de los de ahora, y verán qué tan poco hemos cambiado". A finales de noviembre irá a Bolivia a filmar otra cinta política, que es el tema con el que se ha casado. Y le sale muy bien.


INF./GATOPARDO