Este fin de semana se estrenó con éxito la película Dragon Ball Z: La batalla de los dioses.

Desde las primeras horas del pasado viernes 27 de septiembre los seguidores de la popular serie de dibujos animados colmaron las salas cinematográficas para disfrutar de la premiere, cuyas entradas comenzaron a venderse desde hace ya varias semanas.

Cinéfilos de todas las edades, desde emocionadas niñas de secundaria hasta nostálgicos adultos contemporáneos acudieron a las salas en México para las funciones del fin de semana.

El tan esperado film de Masahiro Hosoda, llegó para volver locos a sus fanáticos con las nuvas aventuras de Gokú y Vegeta.