El gobernador del estado de California, Jerry Brown, dio su visto bueno este miércoles a un plan que prevé incentivos fiscales por valor de US$330 millones para promover la filmación de producciones de cine y televisión en esta región estadounidense -según nota de BBC mundo-.

La rebaja fiscal entrará en vigor a partir del ejercicio 2015-2016 por un período de cinco años.

La medida, que debe recibir el visto bueno del Senado californiano, fue adoptada después de que en los últimos años California haya visto como otros estados como Nueva York o Georgia, o países como Canadá o Reino Unido, han atraído a las producciones audiovisuales con atractivos incentivos fiscales.

Según destaca el periodista de BBC Mundo Jaime González, un estudio elaborado hace unos meses por la organización FilmLA, encargada de gestionar los rodajes en la ciudad Los Ángeles, señalaba que tan sólo dos de las 25 películas con mayor presupuesto estrenadas en 2013 -que tuvieron un costo combinado de más de US$3.500 millones- fueron rodadas en California.

Ello supone una reducción de 56% con respecto a las cifras registradas hace 15 años, cuando 16 de los 25 filmes con mayor presupuesto del año se produjeron en este estado.

El informe de FilmLA -para el que se analizaron los datos de las 108 producciones más caras de 2013- también apuntaba que, si se eliminan del cómputo las películas de animación, California, con 11 películas, se situó en cuarto puesto en el ranking de lugares con más rodajes, por detrás de Luisiana (18), Canadá (15) y Reino Unido (12).