El actor puertorriqueño ganador del Oscar, Benicio del Toro, llegó feliz a Cuba para participar del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana -según nota de People en Español-.

Su entrada al teatro donde presentaría una película fue tan sigilosa que la puerta por donde tenía que pasar aún tenía el seguro puesto cuando llegó.

Vestido todo de negro y con una gorra deportiva, el protagonista de Traffic se presentó al Centro Cultural Cinematográfico Yara acompañado por el cineasta español Fernando León, cuya película Un día perfecto sería exhibida.

Mientras el actor esperaba afuera, León tocó con insistencia a la puerta para que alguien le quitara el seguro. “¡Oh, no!”, se le escuchó exclamar a un empleado de la sala, quien se apresuró a buscar a la persona que tuviese en su poder la llave que le permitiría dar paso al invitado especial.

Terminado el momento de confusión, del Toro dijo que se sentía contento de estar en La Habana, donde tiene muchos amigos. Pareció, además, a gusto de posar para las cámaras de los teléfonos celulares de quienes le pedían una fotografía.

Ya frente al micrófono para presentar el filme, el actor que dio vida al guerrillero argentino Ernesto Che Guevara insistió en la satisfacción de estar en Cuba.

“Estoy feliz de estar de vuelta aquí, al festival de cine favorito mío aquí en La Habana”, expresó para inmediatamente dar las gracias.