La carrera por la presidencia de Estados Unidos está a punto de finalizar y las estrellas dan un último empuje a su candidato ideal. Incluso cuando no son estadounidenses los famosos tienen a su favorito. La última en apoyar públicamente a Hillary Clinton, candidata por el partido demócrata, ha sido Adele -según nota de El PAÍS-.

La cantante británica hizo una pausa en una de sus presentaciones en Miami para hablar de las elecciones. “¿Están listos para votar?”, preguntó la noche del martes a su público. Y aclaró que aunque ella no pueda acudir a las urnas se considera una gran seguidora de Hillary Clinton.

Y no solo confesó que es una fan de la esposa de Bill Clinton, sino también usó su voz e influencia para pedir que no votaran por Donald Trump. "Soy inglesa pero lo que ocurre en Estados Unidos me afecta también", dijo la cantante. "No votéis a él [a Donald Trump]. Yo no puedo votar, pero estoy al 100% con Hillary Clinton. Me encanta, es fantástica", dijo.

Pero parece que la admiración es mutua. Pues resulta que Clinton se encontraba esa noche en el concierto. No se sabe si la Adele sabía que la candidata demócrata se encontraba en el espectáculo que ofreció en el American Airlines Arena de Miami. Aunque esta vez fue la intérprete quien resaltó el trabajo de la política, en el pasado fue Clinton quien se declaró gran fan de la británica.

“Siento una gran admiración por sus habilidades, talento y personalidad”, dijo el pasado marzo en una entrevista para la cadena de radio SirusMX.