Con una playera blanca con los rostros de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el cantautor Sting se plantó en el escenario e interpretó "Frágiles", momento emotivo que causó incluso el llanto de algunos asistentes al recital ofrecido en el Auditorio Nacional.

El músico británico se reunió con una representación de los padres de los normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014, así como activistas de la organización Amnistía Internacional.

El músico británico Sting, madres y padres de los 43 de Ayotzinapa, y miembros de Amnistía Internacional mantuvieron un encuentro previo al concierto que ofreció el artista en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México.

Durante esta reunión, activistas y familiares compartieron con el músico su preocupación por la desaparición de 43 estudiantes normalistas y pidieron solidaridad internacional en el marco de la campaña #Noesnormal de Amnistía Internacional sobre el tema de desaparición forzada.

Tras una petición expresa de Hilda Hernández, una de las madres de los estudiantes, Sting salió al escenario portando una playera blanca con la palabra "Ayotzinapa" y una imagen de los 43 estudiantes, mientras interpretaba la canción "Fragile".

Casi al finalizar el concierto, Sting salió al escenario con una guitarra acústica para interpretar "Frágiles" y portaba una camiseta blanca con la imagen de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en 2014 y la palabra "Ayotzinapa".

El británico abrió su concierto con "Synchronicity II" y "Spirits in the material world", temas de Police.


inf./Grupo Fórmula