Que no se agiten las aguas, dicen quienes los conocen. Tras el anuncio de Diego Luna y Gael García Bernal sobre su nueva productora, La corriente del Golfo, se comenzó a especular sobre el rompimiento con Canana, su anterior compañía, que dejaron en manos de su ex socio, Pablo Cruz.

Amigos de los tres involucrados nos cuentan que simplemente los intereses dejaron de ser los mismos y Los Charolastras optaron por romper a nivel laboral, antes que en lo personal. Ya el futuro dirá si hacen algo en conjunto con Pablo otra vez.


inf./Tiempo Digital/El universal