Este segundo juego de la Final de la NBA 2018, no sólo será recordado por lo que pasó en la duela, sino también por la interpretación del himno de los Estados Unidos que realizó el guitarrista mexicano Carlos Santana.

El oriundo de Autlán de Navarro, Jalisco, adaptó la música del himno a ritmo de rock, lo que volvió loco a más de uno.

Y también hay que decirlo, molestó a varios más.