Ser una de las modelos más famosas del mundo no aisló del sufrimiento a Gisele Bündchen, quien reveló que en algún momento de su vida tuvo pensamientos suicidas.

La brasileña escribió un libro llamado “Lessons: My Path to a Meaningful Life”, en el que también habló de los ataques de pánico que enfrentó.

“Las cosas pueden parecer perfectas desde afuera, pero no tienes idea de que lo realmente pasa. Sentía que era momento de compartir algunas de mis vulnerabilidades y eso me hizo darme cuenta de que todo lo que he pasado no lo cambiaría, porque soy quien soy gracias a esas experiencias”, dijo en una entrevista con “People”.

De ser una adolescente que no se sentía especial, a la que criticaban por el tamaño de su nariz y ojos, Bündchen se convirtió en una modelo que desfiló para grandes marcas, consiguió un contrato de 25 millones de dólares con Victoria’s Secret y sostuvo un romance con Leonardo DiCaprio.

Con toda la fama empezaron los problemas. Durante un vuelo en un pequeño avión, Gisele tuvo su primer ataque de pánico, lo que luego se transformó en miedo a los túneles, elevadores y espacios cerrados.

“Sentía que no me estaba permitido sentirme mal, pero me sentía impotente. Tu mundo se va haciendo cada vez más pequeño y no puedes respirar, que es la peor sensación que haya tenido”.

Gisele Bündchen pensó en el suicidio cuando los ataques de pánico empezaron a ocurrir en su propia casa. “Tuve el pensamiento de ‘si salto por el balcón todo esto se acaba y nunca tendré que preocuparme de esta sensación de mi mundo cerrándose’”-

La modelo consultó con especialistas e hizo un cambio en su vida para bajar su nivel de estrés, dejó el azúcar y comenzó a hacer yoga.