Oaxaca, Oa.- El arzobispo de Antequera, José Luis Chávez Botello anunció que se encuentra todo listo para que la capital oaxaqueña reciba las reliquias del Beato Juan Pablo II, que arribarán el domingo 9 de octubre al medio día.

Chávez Botello explicó que la llegada de las reliquias tiene el objetivo de pedir la intercesión de Jesucristo en la reconciliación de la paz en la entidad, oportunidad que dará a partir de toda una semana de preparación por medio de la oración y que concluirá el domingo próximo cuando se hagan presentes en la Catedral del estado.

Negó el Arzobispo que la llegada de la sangre del Beato a Oaxaca y al país en general, se deba a una crisis enfrentada por la religión Católica, e indicó que si existe la crisis social se debe al alejamiento de las personas a la espiritualidad y su inclusión en el materialismo e individualismo que seguirán dañando al grueso de la población.

Manifestó que Oaxaca se movilizará con la llegada de las reliquias, de la misma forma en que se movilizó cuando estuvo presente en cuerpo el ahora Beato Juan Pablo II, que manifestó su gran amor por la comunidad oaxaqueña y en general por México, por lo que Chávez Botello aprovechó para exhortar a la ciudadanía a asistir no por curiosidad, sino por amor y en un profundo acto de fe.

Ya en cuestiones de logística explicó que será a partir de las 12 horas que esperan recibir las reliquias en la Iglesia de Consolación, y de ahí iniciar la peregrinación hacia la Catedral que a las 13:30 horas tiene programada su celebración eucarística y a partir de las 15:00 horas iniciar la veneración de las reliquias.

Aseguró contar con un dispositivo de seguridad, que permita que toda persona que tenga la intención de acercarse a las reliquias lo pueda hacer, incluso indicó que podrán tocar la urna que las alberga, con la finalidad de corresponder a la fe de las y los católicos.