Ciudad de México.- Andrés ya no sabe lo que es la tranquilidad. Ya no recuerda cómo era su vida antes de que se enterara que sería padre. Fue un jueves de noviembre cuando su novia se lo dijo. Y desde ese día algo en él cambio para siempre. Todo le recuerda que hace poco más de dos años abortó a un hijo.

Para él ya no es lo mismo ver un partido de Cruz Azul, pues le vienen recuerdos que lo hieren, desde hace dos años, no ve a los ojos a su madre. Se siente avergonzado, culpable, no asimila lo que hizo, quisiera olvidarlo, pero no puede.

Es frecuente que se piense en el aborto como un tema exclusivo de la mujer, pero el hombre también forma parte.

“Los hombres describen la experiencia de una manera sorpresiva entre el asunto no deseado, la responsabilidad que implica, el miedo a la opinión pública y la confirmación de que efectivamente pueden embarazar a una chava, muchas son las formas de reaccionar ante esta responsabilidad”, asegura Fernando Huerta Rojas, investigador del Centro Estudios Interdisciplinarios de Género de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

Dice que si se analiza la experiencia de participación de los hombres, ésta varía desde el que dice “le entramos”, al que señala “no es mío porque no soy el único con el que te acuestas”, o el que argumenta “hasta aquí llegamos, no contaba con eso, te las arreglas sola”.

Andrés Barrón es estudiante y desde hace seis años tiene un noviazgo con Claudia, a quien conoció en el bachillerato, juntos han descubierto muchas formas de amar, ambos fueron primerizos en la mayoría de los aspectos sexuales: “nos conocimos en el CCH, la amo, con ella he vivido de todo, nos conocemos muy bien, pero no estaba dispuesto a atarme a ella por un hijo, la amo, pero quedarme con ella por ese compromiso, no”.

Atiende GDF a 77 mil

A cinco años de que se decretó la interrupción legal del embarazo, 77 mil 524 mujeres han realizado esta práctica, de las cuales 57 mil 85 son capitalinas, seguidas de 17 mil 872 residentes en el Estado de México; además, se han atendido a más 42 mil mujeres a través de llamadas telefónicas.

Según el Instituto de las Mujeres del Distrito Federal (Inmujeres-DF), 39.1% tiene estudios en Educación Media Superior, mientras que el 30.4% terminó la educación secundaria.

Mientras, la consejera jurídica del DF, Leticia Bonifaz, la sicóloga Ana Amuchástegui y Martha Lamas realizaron un recuento en el tema.

Lamas señaló que de más de 70 mil casos, cerca de 85% de pacientes deciden posteriormente utilizar un método anticonceptivo seguro.

“Súbitamente, el aborto pasó de ser un delito, a ser un derecho”, mencionó Amuchástegui.

Agencia El Universal