Malova ‘blinda’ a desplazados para ir por sus bienes

Sinaloa.- El gobernador Mario López Valdez ofreció a familias de rancherías y poblados serranos desplazados por la violencia y la inseguridad, brindarles protección para que retornen a sus hogares o rescaten sus pertenencias.

Dio a conocer que con una fuerza adicional de 600 soldados y 200 elementos de la Policía Federal Preventiva y de las corporaciones estatales, se van a «peinar» las partes altas de los municipios de Choix, Concordia, Badiraguato, San Ignacio y Mazatlán en busca de los grupos delictivos que siembran la inquietud entre los pobladores.

Al término de una gira por comunidades, ubicadas en la Sierra Madre Occidental, el mandatario dijo que se va actuar con toda la fuerza de la ley contra las bandas delictivas que se disputan en forma violenta el control de las zonas y obligan a las familias abandonar sus hogares.

López Valdez inició ayer una visita por los municipios serranos luego de que autoridades locales alertaron sobre el éxodo de familias que huyeron de la violencia, las extorsiones y los secuestros en al menos 20 pueblos del centro y sur del estado.

De acuerdo con datos de las autoridades, más de 2 mil 300 familias dejaron sus hogares, ranchos y ganado para huir a los municipios grandes en busca de seguridad.

Comunidades como Ocoroni, San José de Hornos, Los Laureles, La Manza, La Joya de los Martínez, Los Alamitos, entre otros de Sinaloa de Leyva, se fueron quedando desiertos tras la huida de sus pobladores que llegaron a la cabecera municipal a vivir aunque sea en la vía pública, reveló el presidente municipal Saúl Rubio.

En la zona serrana del centro y norte del estado se han presentado recientemente varios enfrentamientos. El último ocurrió el sábado 28 de abril cuando un choque entre militares y presuntos delincuentes en Choix dejó 22 muertos.

Ante este panorama, el gobernador Mario López Valdez dijo el lunes que su administración no permitirá que la zona serrana se convierta en nido o refugio de criminales, ni que éstos amedrenten a sus pobladores y los obliguen a huir de sus comunidades y rancherías.

Agencia El Universal