Quintana Roo…alerta naranja por Karen

La Secretaría de Gobernación, a través del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), autorizó a las autoridades de Quintana Roo decretar la alerta naranja ante el alejamiento de la tormenta tropical «Karen» en el Golfo de México.

En un enlace telefónico en el marco de una sesión del Consejo Estatal de Protección Civil, el gobernador Roberto Borge Angulo indicó que el fenómeno se localiza a unos 65 kilómetros al noroeste de Cabo Catoche y que si bien las afectaciones son mínimas, no es momento de «bajar la guardia» ni disminuir las medidas preventivas.

«Es mejor prevenir que después lamentar. Con la naturaleza no se juega y una vez que se tenga bien definida la ruta de la tormenta se podría dar la instrucción de regresar a los desalojados y levantar las medidas precautorias como el regreso a clases», consideró.

En su mensaje, indicó que tomó la determinación de quedarse en la zona norte de la entidad para seguir de cerca el desarrollo de «Karen».Según dijo, como parte de los preparativos y luego de establecer comunicación con el comandante de la V Región Naval, Juan Ramón Alcalá Pignol, se le informó que personal de la Secretaría de Marina se desplazó a la zona de Chiquilá y Kantunilkín, en el municipio de Lázaro Cárdenas

.Ello, abundó, para atender posibles afectaciones, pues hay pronósticos de que se registren más lluvias de las programadas para esa zona de la entidad.

Asimismo, reiteró su llamado a la población para que mantenga la calma, que si bien las afectaciones han sido mínimas, ahora se debe continuar el trabajo preventivo de los comités municipales de Protección Civil para la limpieza de calles y desazolve de alcatarillas

Puntualizó que se tenía una expectativa de lluvia de hasta 80 milímetros en algunas zonas y ahora se prevé que pudiera alcanzar apenas los 30 milímetros.

El mandatario quintanarroense afirmó que seguirá el monitoreo del sistema tropical en varios puntos de la entidad, pues aunque la alerta naranja establece alejamiento prevalecen las condiciones de vigilancia.

«Estamos valorando la trayectoria de la tormenta. Hasta que tengamos un modelo cierto no podemos levantar las medidas de emergencia, así como regresar a la gente evacuada en Punta Allen y Banco Chinchorro», anotó.

De igual forma, señaló que estableció comunicación con los siete alcaldes de la zona norte, donde se decidió suspender clases y que se reportan algunos chubascos, encharcamientos, pero en general calma

Sin embargo, añadió que pidió a los presidentes municipales que mantengan activados sus comités de Protección Civil y listos los albergues para atender cualquier eventualidad.

INF./GRUPO FÓRMULA/NOTIMEX