El Gobierno de la Ciudad de México reporta saldo blanco tras el sismo de 7.2 grados Richter ocurrido en la mañana de este viernes una vez que los protocolos para verificar la seguridad e integridad de la ciudadanía, así como de la infraestructura urbana, operaron de manera inmediata.

Por instrucciones del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, las dependencias de la administración capitalina se dieron a la tarea de revisar, verificar y efectuar los despliegues necesarios de los diferentes elementos y cuadrillas en la ciudad, a fin de garantizar la seguridad de la población.

Desde el primer momento, el Gabinete de Seguridad encabezado por el Jefe de Gobierno, y los titulares de las Secretarías de Gobierno, Salud, Seguridad Pública, Protección Civil y la Procuraduría General de Justicia, realizaron las tareas de revisión y actuación ante el sismo con el apoyo de los equipos del grupo “Cóndor” quienes sobrevolaron la Ciudad de México; se efectuó el monitoreo con las cámaras del C4, y se verificaron hospitales e instalaciones estratégicas de la ciudad.

Protección Civil dio a conocer que hasta el momento, se han recibido 101 reportes de ciudadanos que han solicitado se revisen sus inmuebles por presentar daños y, de acuerdo con las supervisiones hechas, se establece que no hay riesgo para la seguridad de los habitantes de la mayoría de ellos ya que presentan afectaciones menores principalmente en los acabados, aplanados, pequeñas fisuras y desprendimientos en recubrimientos.

Por su parte, la Secretaría de Salud capitalina precisa que no hay ningún daño estructural en las unidades hospitalarias; el Centro Regulador de Urgencias Médicas, donde se reciben las llamadas de emergencia, reportaron crisis nerviosas, no hay lesionados y se continúan atendiendo llamadas.

Por lo que respecta al edificio habitacional ubicado en la colonia Doctores, presenta daños estructurales que ponen en riesgo la seguridad de sus habitantes, por lo que se determinó evacuar a 54 familias; en el Museo del Monumento a la Revolución resultaron dañados 5 vidrios, mismos que ya fueron sustituidos.

En el Hospital Infantil de Tláhuac se observaron pequeñas fisuras en el inmueble anexo utilizado como anfiteatro, por lo que se suspendieron actividades en el área.

Asimismo, se informa la caída de 17 bardas sin que provocaran daño a personas; 5 postes, 2 árboles, 4 fugas de gas, 4 de agua y 2 transformadores que dejaron sin luz a varias colonias de las delegaciones Iztapalapa, Gustavo A. Madero. Benito Juárez, Cuauhtémoc y Coyoacán.

Por su parte -apoyada con 60 unidades de carga- la Secretaría de Obras y Servicios recorrieron las principales Avenidas de la capital para retirar las ramas, vidrios y cascajo de los puntos en donde se registraron los derrumbes de bardas.
La Secretaría de Seguridad Pública implementó el Programa de Contingencia y revisó 106 instalaciones bajo la responsabilidad de dicha corporación, mismas que se reportaron sin novedad y entre las que se destacan:

- Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
- Líneas del Sistema de Transporte Colectivo y del Metrobús.
- Terminal de Autobuses de Pasajeros Oriente.
- Hospital Juárez de México.
- Edificios de Gobierno Federal (Senado de la República, Relaciones Exteriores, Turismo, Medio Ambiente y Gobernación).
- Edificios delegacionales.
- Instalaciones Financieras (Bancomer, Banamex, Santander).
- Central de Abasto.
- Comisión Federal de Electricidad, ubicada en Av. Juárez y Humboldt.
- Comisión Federal de Electricidad, ubicada en Río Ródano y Río Atoyac.
- Comisión Federal de Electricidad, ubicada en Río Misisipi y Río Lerma.
- Edificio principal del Gobierno del Distrito Federal.
- Secretaría de Relaciones Exteriores, ubicada en Av. Juárez.
- Tribunal Federal Electoral, ubicado en Carlota y Santana.
- Hospital Obregón.
- Sistema de Transportes Eléctricos.
- Poder Judicial de la Federación.

Asimismo, en coordinación con las Secretarías de Seguridad Pública y de Protección Civil, se llevó a cabo una inspección en los 32 kilómetros de vialidad elevada del Anillo Periférico, donde fueron detectados nueve juntas de calzada agrietadas -ninguna de las cuales fueron a consecuencia del movimiento telúrico- y serán repavimentadas durante el fin de semana.
Las juntas de calzada son las uniones entre dos trabes de una vialidad elevada, y es común que el asfalto que cubre dicha zona, se desgaste debido al paso continuo de vehículos, sin descartar los movimientos de tierra; pero su edificación ya considera por norma, la resistencia a este tipo de eventos.
Los puntos por atender son: Cuatro en la rampa que baja del Segundo Piso hacia Viaducto Río Becerra; tres en la rampa que desciende hacia el Eje 6 Sur; una en la rampa de subida de San Antonio, y la última en el carril de extrema izquierda del Segundo Piso sentido Sur-Norte, antes de llegar a la zona de peaje de la Autopista Urbana Norte.
Durante el fin de semana se realizarán bandeos y confinamientos sobre la vialidad elevada en labores nocturnas el sábado y el domingo, y el lunes la vialidad quedará liberada.
En tanto que, a través del número 072, la Agencia de Gestión Urbana (AGU) se recibieron 218 reportes ciudadanos de los cuales, 45 correspondieron a solicitudes para revisar sus inmuebles; 29 a fugas de agua; 15 por árboles derribados, tres postes caídos y 28 de cables en la misma condición.
A través de la aplicación AGUMóvil se han brindado 200 alternativas viales, debido a cortes a la circulación por los trabajos emprendidos por las cuadrillas operativas; la administración capitalina se mantiene al pendiente de reportes ciudadanos para darles atención.
Se recomienda a la población que, después de un sismo, se verifique el estado de los cristales de las ventanas; y que no existan cuarteaduras, fisuras, fracturas en muros, losas, trabes, castillos y escaleras; así como checar que no exista desprendimiento de acabados, que no se descuadren los marcos de puertas y ventanas, el estado de la cisterna; y examinar las condiciones de las instalaciones de gas, eléctricas e hidrosanitarias e, incluso, no utilizarlas hasta que se haya verificado su buen funcionamiento.
Se recuerda a los ciudadanos que para reportar anomalías en estructuras o riesgos se pueden comunicar al teléfono de la Secretaría de Protección Civil 56 83 22 22.