Con base en el análisis de daños realizado al interior del Consejo Estatal de Protección Civil, el gobernador del estado de Durango, Jorge Herrera Caldera, solicitó al gobierno federal la Declaratorio de Desastre Natural para los municipios afectados por las lluvias registradas en las últimas semanas.

En el espacio de Enrique Muñoz, se informó que adicional a la solicitud de la Declaratoria de Emergencia para nueve municipios, se iniciaron los trámites correspondientes ante la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para la corroboración de daños, a fin de que se valore una Declaratoria de Desastres para resarcir los daños en infraestructura pública.

Se indicó que en sesión extraordinaria del Consejo Estatal de Protección Civil, los presidentes municipales, el secretario de Gobierno del estado y representantes de los ayuntamientos plantearon las afectaciones de cada municipio, en ese diagnóstico se detectó que el rubro carretero ha sido el más afectado por los fenómenos hidrometeorológicos.

El Secretario General de Gobierno destacó el trabajo en atención a la ciudadanía, por lo que se ha desplegado en cada situación de emergencia, acciones en las que se destaca el reparto de viveres.

Ante el pronóstico de la temporada de lluvias, y ante el periodo de transición de poderes, el funcionario exhortó a los presidentes municipales mantener una estrecha coordinación con las administraciones entrantes para que ante cualquier emergencia se tenga respuesta inmediata a la sociedad civil.

Se destacó que el próximo 31 de agosto se dará la transición de gobiernos municipales y el próximo 15 de septiembre estaría tomando protesta el nuevo gobernador electo de Durango.

En tanto, el Consejo Estatal de Protección Civil se mantiene en alerta permanente, dado que se ha pronosticado que continuarán las lluvias en la entidad.


INF./GRUPO FÓRMULA