La tormenta tropical Lidia provocó más de 29 horas continuas de lluvias torrenciales en los cinco municipios de Baja California Sur, con saldo de cuatro muertos, tres desaparecidos, más de 4 mil desalojados de sus viviendas y unos 100 mil clientes sin servicio de energía eléctrica, confirmaron autoridades federales y estatales.

El corredor turístico San José del Cabo-Cabo San Lucas estuvo incomunicado desde la noche del jueves y hasta el mediodía de ayer, por des-laves, y decenas de vehículos fueron arrastrados por las corrientes.

Un edificio de cuatro pisos se desplomó en la zona de Chulavista, Cabo San Lucas, y Puerto Nuevo, en San José del Cabo, sin víctimas.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que los aeropuertos de Los Cabos, La Paz y Loreto no sufrieron daños y se encuentran abiertos; no obstante, las aerolíneas han cancelado vuelos.