El gobernador de Michoacán y aspirante a la candidatura presidencial por el PRD y el Frente Ciudadano, Silvano Aureoles, se dijo convencido que esta coalición es la oportunidad para transformar al país, específicamente en dos ámbitos fundamentales: el régimen político y el modelo económico.

El perredista apuntó que hay evidencias de sobra que apuntan a que el "sistema político mexicano requiere una transformación de fondo", así como que hay temas centrales en la agenda nacional como: "la agenda pública, las finanzas públicas, la concreción de la vía para el fortalecimiento del entramado institucional en materia de respeto de los derechos humano; en el modelo de desarrollo económico".

Aureoles Conejo se dijo convencido que el Frente Ciudadano "es una gran oportunidad para transformar al país, para avanzar hacia la siguiente etapa de la transición que tiene México. Yo lo he dicho, que el esfuerzo tiene que estar pensado más allá de la frontera de los partidos políticos". Además, continuó, "tiene que haber absoluta congruencia con lo que se planteó de origen: construir esta fuerza amplia, seria, responsable que permita construir una mayoría".

Dicha mayoría es necesaria para concretar las dos grandes reformas que necesita el país: "la transformación del régimen político y la transformación del modelo de desarrollo económico", dijo.

Sobre el modelo económico, Aureoles apuntó que el modelo neoliberal, aplicado en el país por más de tres décadas, "ha dejado fuera de la posibilidad de desarrollo a millones y millones de mexicanas y mexicanos".

En entrevista telefónica con Óscar Mario Beteta, Silvano Aureoles sostuvo que "el frente ha venido avanzando, sin duda, con éxito", pues "en los estados se ha empezado a mover el ánimo en favor de este esfuerzo". Ahora, "para que esto se convierta en una realidad, falta que de inmediato se concrete el método para definir a la candidata o al candidato".

En ese sentido, Aureoles recordó que la carta enviada a los dirigentes del PRD y del PAN, la respuesta, particularmente del panista Ricardo Anaya, fue "descalificarla y decir que era la intromisión del gobierno; plantarse en la esquina del antigobiernismo.

"En la práctica pareciera ser pues, no querer revisar el tema y, venirlo posponiendo, es una práctica que puede ser solamente dilatoria".

Con la salida de Margarita Zavala del PAN, "se reconfigura la circunstancia de ese partido político y, en consecuencia en el frente, tenemos que replantearnos las nuevas reglas del juego. Ya no es lo mismo porque el socio mayoritario en esta sociedad se fracturó y, ahora, hay que revisar en qué condiciones se mantiene este acuerdo del Frente".

"Las reglas del juego cambiaron en este esfuerzo denominado Frente, Las acciones que él representaba se habían dividido y ahora se requiere replantear la relación. Ese es el primer paso para que el esfuerzo continúe", sostuvo Aureoles al tiempo de calificar como "el primer error" el "haber maltratado" a Margarita Zavala, "una mujer de prestigio, una mujer honorable".

Para Silvano Aureoles Margarita Zavala era una de las principales accionistas del PAN, por lo que se vuelve necesario replantear las condiciones de la "sociedad" en el Frente Ciudadano. Asimismo, señaló que tanto Ricardo Anaya como Alejandra Barrales, dirigentes del PAN Y PRD, respectivamente, son aspirantes a la candidatura, por lo que tienen que definir si serán candidatos o seguirán al frente de su partido.

Dicha decisión la tienen que tomar, "a más tardar, esta semana". En caso de inclinarse por la presidencia de los partidos políticos "tienen que decir públicamente que renuncian a sus aspiraciones" y, por último, "para que se defina a la candidata o al candidato del frente tiene que haber una consulta abierta a los ciudadanos".

Añadió que, de no llevar a cabo la consulta, "sería un intento de tomarle el pelo a los ciudadanos: el decir que somos un Frente Ciudadano por México cuando en la práctica es un grupo de dirigentes los que se reúnen y han venido encausando el destino de este esfuerzo. Eso, de entrada, es inaceptable".

Cabe señalar, subrayó Silvano Aureoles, "no soy partidario de las alianzas PAN-PRD. Sin embargo, la concepción que yo tengo del frente es algo que va más allá de los partidos políticos y que es un esfuerzo que rebasa una alianza entre dos fuerzas políticas", pues en este caso también está Movimiento Ciudadano, la posibilidad de una fuerza política más (Nueva Alianza) y la sociedad civil.

Por último, Aureoles pidió a los dirigentes de los partidos que integran el Frente Ciudadano "que no se confundan", pues no dirigen esta alianza. Reiteró la urgencia de definir el método del candidato.

Apuntó que por el PRD los aspirantes a la candidatura son Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, y él.


inf./Grupo Fórmula