El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le asestó el último golpe a la esperanza de Ricardo Anaya y del Partido Acción Nacional (PAN) de ser los ganadores en las elecciones pasadas.

Este viernes decretó el triunfo del priísta Miguel Angel Riquelme pese a los esfuerzos del Instituto Nacional Electoral (INE) de abultar los gastos de campaña del ahora gobernador electo priísta.

En varias ocasiones los consejeros encabezados por Lorenzo Córdova intentaron incorporar gastos no comprobados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), incluidos supuestos anuncios en Facebook.

Si hubiesen sido ciertos, las erogaciones priístas habrían superado con muchos millones el tope de campaña, pero como no pudieron demostrarlo, el TEPJF los declaró nulos, ajustó los gastos y dio por válida la elección.