Una vez mas se dobló el gobierno federal.

Entregará 900 millones de pesos a la cuestionada administración estatal de Chihuahua, cuya violencia crece exponencialmente.

Según el acuerdo, la Procuraduría General de la República (PGR) acelerará los trámites para promover la repatriación del ex gobernador César Duarte.

En tanto, el ex dirigente priísta Alejandro Gutiérrez será trasladado al penal federal de Ciudad Juárez.

El nuevo entendimiento incluye impunidad para los funcionarios de la Fiscalía de Chihuahua que han violentado los derechos humanos del ex secretario del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El anuncio lo hizo el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, acompañado de autoridades locales.

Dijo que el entendimiento se dio gracias a un diálogo “franco, respetuoso, directo y claro”.