La dirigencia nacional del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) informó que está en proceso de revisión su permanencia en la alianza electoral que establecieron para los comicios de este año en los estados de Oaxaca y Sinaloa.

En un comunicado, el Verde señaló que existen diferencias de intereses y faltas de similitudes en los proyectos previstos para esas entidades, por lo que las probabilidades de una dimisión son altas.

Junto al PRI y NA, el PVEM forma a nivel local y federal la coalición Todos por México, cuyo candidato presidencial es José Antonio Meade. Los ecologistas informaron que en caso de confirmarse la separación en Oaxaca y Sinaloa, las candidaturas serían independientes tanto a nivel local como a nivel federal, en alusión a las postulaciones para la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

De acuerdo con el calendario del Instituto Nacional Electoral (INE), en la jornada del próximo 1 de julio estarán en juego las 42 diputaciones locales del Congreso de Oaxaca; así como los 153 municipios. En tanto, en Sinaloa, se renovarán 40 curules en el Congreso local y 18 ayuntamientos.

Apenas el domingo pasado, la dirigencia estatal del PVEM anunció su salida de la coalición con el PRI para la elección a gobernador en Chiapas. Los verdes pasaron a formar, días después, una mega coalición con PAN, PRD, MC y dos partidos locales. No obstante, el PRI impugnó la figura de candidatura común y la dirigencia nacional indicó que, en caso de formalizarse la salida, su representación estatal competiría de forma individual y no en alianza con algún otro proyecto.