La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), fijó su postura en relación a la desaparición de tres ciudadanos italianos, de los que nada se sabe desde el pasado 31 de enero del año en curso.

Por ello emitió la resolución 20/2018 que derivó en la medida cautelar 201-18 dirigida al Gobierno de México al que además dio 15 días de plazo para informar los avances en relación a la investigación para dar con el paradero de Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino.

Es de recordar que tras las investigaciones realizadas por la Fiscalía General del Estado de Jalisco, se determinó que cuatro elementos de la Comisaría de Seguridad Pública municipal de Tecalitlán presuntamente entregaron a Antonio y Vincenzo a un grupo delictivo que opera en esa población que se localiza al sureste de Jalisco, en los límites con Colima y Michoacán.

Por ese motivo, un juez vinculó a proceso a los cuatro uniformados.

Tras tomar conocimiento del hecho, la CIDH dictó la medida cautelar que ya que considera que el caso reúne prima facie los requisitos de gravedad, urgencia e irreparabilidad, es por ello que solicita a México que “adopte las medidas necesarias para determinar la situación y paradero de Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino con el fin de proteger sus derechos a la vida e integridad personal.

En ese sentido la Comisión insta al Estado a garantizar acciones efectivas de búsqueda a través de sus mecanismos especializados creados para tales efectos”. También se solicita un informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos que generaron la medida cautelar.


INF./TELÉFONO ROJO/Quadratín