Andrés Manuel López Obrador ha dado la voz de ataque: las elecciones de Puebla deben anularse al igual que el triunfo de la panista Martha Erika Alonso.

-Para nosotros, el gobernador e Puebla es Miguel Barbosa -ha destacado el inminente presidente electo de México y la encargada de dar la pelea legal y la cara ante los órganos electorales será Yedickol Polevnsky.

Y paso seguido, ha dado la instrucción del tabasqueño al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) de pelear en cada una de las instancias para evitar que la esposa del ex mandatario Rafael Moreno Valle llegue al poder.

La decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de revisar la participación del Instituto Electoral de Puebla (IEP), difundida por Teléfono Rojo, dio ánimos al fundador, dueño y jerarca de Morena.

López Obrador lo tomará como cruzada personal, con el mismo empeño con el cual se opone a la multa impuesta por el Instituto Nacional Electoral (INE) a Morena por lavar dinero supuestamente manejado para beneficiar a damnificas del sismo del 19 de Septiembre.

El INE de Lorenzo Córdova ha documentado varios hechos: los partidos no deben repartir recursos, Morena obtuvo dinero en efectivo a pesar de esta prohibido y los recursos fueron a parar a militantes de morena y no a los afectados por el terremoto.

Con esta información, la pelea apenas empieza.