Luis Reyes Enríquez, alias El Rex o el Z-12 y considerado uno de los fundadores del Cártel de Los Zetas, fue asesinado el pasado domingo en el penal de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

De acuerdo con información de Proceso, las autoridades confirmaron ayer que el “Z-12 fue apuñalado con armas blancas el mismo fin de semana que fue trasladado a ese penal.

Reyes Enríquez estaba preso desde 2015 en el penal federal de Miahuatlán de Porfirio Díaz, en Oaxaca.

Se precisó que tras cumplir su condena y antes de ser liberado, se ejecutó una orden de aprehensión pendiente en Tamaulipas, por lo que fue trasladado a Nuevo Laredo.

El diario El Mañana, de Reynosa, referido por proceso, precisa que “El Z-12” es considerado uno de los fundadores del cártel de Los Zetas, cuando esa agrupación se separó del Cártel del Golfo.

Formó parte del Ejército Mexicano, de donde solicitó su baja para integrarse a las filas de Los Zetas cuando era brazo armado del Cártel del Golfo.

Ahí, escaló hasta convertirse en uno de los hombres más cercanos al exlíder del cártel, Osiel Cárdenas Guillén, actualmente preso en Estados Unidos.