Por medio de un desplegado, 12 gobernadores del Partido Acción Nacional (PAN) solicitaron al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, que no imponga a los estados a los delegados como representantes de seguridad.

“La función de las fuerzas armadas no es la de primeros respondientes, sino el último recurso del estado para preservarse. Los primeros respondientes somos quienes fuimos votados por los ciudadanos para velar por su tranquilidad” declaró.

Expuso que la seguridad pública del estado debe ser abordada desde la institucionalidad para evitar que sea alcanzada por fines políticos y electorales “para hacerla un campo de neutralidad política que eleve la mirada por encima de diferencias ideológicas”.

“Si algo debimos haber aprendido del pasado reciente los mexicanos es que con la seguridad no se juega la política” puntualizó.

Este comunicado está respaldado por los mandatarios:

Martín Orozco Sandoval-gobernador de Aguascalientes
Francisco Arturo Vega de Lamadrid-gobernador de Baja California
Carlos Mendoza Davis-gobernador de Baja California Sur
Javier Corral Jurado-gobernador de Chihuahua
José Rosas Aispuro Torres-gobernador de Durango
Diego Sinhue Rodríguez Vallejo-gobernador de Guanajuato
Antonio Echevarría García-gobernador de Nayarit
José Antonio Gali Fayad-gobernador de Puebla
Francisco Domínguez Servién-gobernador de Querétaro
Carlos Joaquín González-gobernador de Quintana Roo
Francisco Javier García Cabeza de Vaca-gobernador de Tamaulipas
Mauricio Vila Dosal-gobernador de Yucatán