El cronista Miguel Salvador Rodríguez Azueta, sostuvo que la conmemoración de la fundación de los 500 años de la Vera Cruz - este lunes, 22 de abril-, es el momento idóneo para celebrar la historia en común que tienen México y España.

Señaló que “estos 500 años, yo creo que es la oportunidad de realizar una reconciliación histórica; no podemos llegar a la reconciliación actual, si no nos reconciliamos con nuestro pasado”.

“La conmemoración no es alabanza a los españoles, más que nada es la oportunidad de analizar esos 500 años en común; analizar la alianza entre Hernán Cortés y los totonacas, su alianza y estos primeros mestizajes”, dijo en entrevista con Notimex.

Explicó que la historia de Veracruz comenzó cuando los españoles, encabezados por Hernán Cortés, llegaron al islote de San Juan de Ulúa. Tiempo más tarde, nombraría a este espacio como la Villa Rica de la Vera Cruz, hoy, ciudad y puerto de Veracruz.

“Veracruz siempre ha sido la puerta de llegada de esta nación. Después de estar casi 70 años en la margen del río Huitzilapan, en el siglo XVII regresa a su lugar original, el islote de San Juan de Ulúa. Para el año mil 600, Veracruz se va a establecer en lo que en aquel entonces se conocía como “Las ventas de Buitrón’ y, de esta manera, va a empezar el proceso de desarrollo”, dijo.

Agregó que con el crecimiento del puerto, llegaron los ataques piratas que obligaron a la población local a construir murallas y baluartes para proteger su ciudad.

Dijo que “en los años 20, Antonio López de Santa Anna va a ser el personaje central de la zona veracruzana y de México en general, y Veracruz, ya en ese proceso, se va a encontrar con una libertad que demostrará durante las Leyes de Reforma”.

“En esta época de la Reforma, también el puerto adopta una postura anticlerical, por eso las iglesias de aquí no tienen majestuosidad”, detalló Rodríguez Azueta.

Asimismo, durante el Porfiriato, Veracruz ya está en un lugar privilegiado a nivel nacional e internacional, con la modernización del puerto de Veracruz, el 2 de marzo de 1902.

“Vamos a tener esa ampliación que le va a dar a Veracruz un desarrollo poblacional, y se crean los patios de vecindad, que ya en los años 20 del siglo XX, dan a nivel nacional las leyes que tienen que ver con el inquilinato”, sostuvo.

En este sentido, puntualizó que la ciudad de Veracruz es un emblema nacional, pues aquí se gestaron episodios de la historia que marcaron un antes y después en la vida de México.

“La forma en que los veracruzanos se han defendido, la forma en que hemos tenido la oportunidad de participar en la historia nacional; el veracruzano, siempre he insistido, es parte fundamental de la historia de la nación y, para comprenderla, hay que estudiar Veracruz”, afirmó el cronista.

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

NOTIMEX


NTX/AER/AEG