Derivado de un trabajo conjunto entre los gobiernos de Estados Unidos y México, se congelaron las cuestas bancarias de 42 personas físicas y morales, por un monto que supera los 70 millones de pesos, que estarían vinculadas a organizaciones narcotraficantes.

Estas personas contemplan al magistrado Isidro Avelar Gutiérrez, debido a que actuó a favor del Cartel Nueva Generación, y al exgobernador de Nayarit, por abusos relacionados con los derechos humanos y corrupción, así como a las personas de su red de operación, dijo la subsecretaria de la Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera de Estados Unidos, Sigal Mandelker.

De esta manera, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, incluyó en su lista de delincuentes al magistrado y al exgobernador; además de seis personas mexicanas y seis entidades vinculadas con el Cartel Jalisco Nueva Generación o Los Cuinis, de conformidad con La Ley Kingpin.

“Son 42 personas designadas en la lista de personas bloqueadas... en este momento tenemos 24 millones 430 mil 752 pesos y dos millones 396 mil 250 dólares, que representan 45 millones 780 mil pesos. En total estaríamos hablando de poco más de 70 millones de pesos que han sido reportados por el sistema financiero”, dijo el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto.

Agregó que esta cantidad es lo reportado por el sistema financiero hasta ahora, como cifra preliminar, pero para el próximo lunes se tendrá el dato exacto derivado de este bloqueo.

En conferencia de prensa, el funcionario mexicano evitó dar detalles sobre los procedimientos judiciales que llevan a cabo estas personas, de las cuales, en algunos casos, apenas se abrió su carpeta de investigación.

De manera precisa, detalló que en el caso del magistrado Avelar Gutiérrez se reportaron 78.5 millones de pesos en sus cuentas bancarias, derivado de depósitos en efectivo y transferencias del Consejo de la Judicatura, entre otros.

De este monto, 50 millones no se pudieron acreditar a su actividad, además, se encontraron resoluciones a su nombre que favorecían a integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

En cuanto al ex gobernador de Nayarit, se reportaron diferentes montos que incluyen la compra de autos de lujo (por más de 10 millones de pesos), uso de tarjetas de crédito por más de un millón de pesos durante 2018 y compra de bienes y raíces, entre otros.

NOTIMEX