Por Gloria Islas Rodríguez

Adelina, con su andar cansado por la carga de 86 años de vida, recuerda que el año pasado se perdió en la colonia Industrial, a unas calles de su casa, y haber vagado durante horas sin poder recordar nada y con miedo al sentirse abandonada.

En la capital del país y el Estado de México se calcula que viven más de dos millones 800 mil personas mayores de 60 años de edad, de las cuales muchas padecen algún nivel de deterioro cognitivo que las convierte en sujetos vulnerables y propensos a extraviarse.

Ambas entidades cuentan con Alerta Plateada. La Ciudad de México la implentó en el período de Miguel Ángel Mancera y el Estado de México el martes. El propósito es la búsqueda, localización y reintegración al núcleo familiar de personas mayores de 60 años reportadas como no localizadas.

Luego que el Estado de México activó su Alerta Plateada, Geraldina González de la Vega, presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred) de la Ciudad de México, dijo que en la capital del país también existe, aunque admitió que no está tan visibilizada.

“No está muy visibilizado, es un trabajo muy importante visibilizar los derechos de las personas mayores. Es un tema que no se toca", lamentó.

Explicó que un ejemplo es que cuando se habla de violencia contra las mujeres no se aborda lo que sufren las personas mayores; ni cuando se toca el tema de personas con discapacidad se menciona el problema en las de la tercera edad.

González de la Vega llamó a que se haga más visible la Alerta Plateada. “No sé si todavía exista con el nuevo gobierno capitalino, porque como han cambiado varias instituciones puede ser que no esté funcionando".

Reconoció que la mayoría de las personas mayores se encuentran en una situación de vulnerabilidad, por lo que el Estado debe partir de esa realidad para tomar acciones y reflexionar.

Adelina recuerda que se sintió vulnerable. “Nunca me había perdido, estaba cerca de mi casa... pero no lo sabía, no podía recordar".

Después de dos horas su hija la encontró en una esquina llorando. La había llevado al tianguis que se pone todos los viernes en la calle Excelsior y no supo ni en qué momento la perdió de vista.

En la tierra mexiquense, el DIF y la Fiscalía General de Justicia de la entidad unieron esfuerzos para la búsqueda, localización y reintegración al núcleo familiar de mexiquenses mayores de 60 años reportados como no localizados, con el objetivo de brindarles protección y salvaguardar sus derechos.

NOTIMEX