El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, afirmó que instituciones de seguridad como la Policía Federal deben evolucionar y fortalecerse, pues sólo así el Estado mexicano tendrá la capacidad para enfrentar de manera eficaz la criminalidad, por lo que esta corporación está llamada a sumarse a la Guardia Nacional.

“Si la delincuencia ha evolucionado para fortalecer su capacidad para lastimar a la sociedad, lo mismo tienen que hacer las autoridades”, expuso el funcionario ante elementos de la Policía Federal, en la ceremonia conmemorativa por el 91 aniversario de la institución.

Destacó que este tiempo, la corporación ha consolidado y fortalecido su disciplina y por ello sus elementos “están llamados a hacer época, a sumar sus capacidades a un nuevo cuerpo policial más grande como la Guardia Nacional, que a partir de su transferencia será motivo de paz y tranquilidad para México”.

En ese sentido, dijo que el cambio de nombre que ha tenido en su historia la corporación es relevante en sus atribuciones; “ninguno de esos procesos fue fácil porque todo proceso de transición es complejo, pero vale la pena pagar el costo no sólo para mejorar, sino para consolidar a la propia institución”, asentó.

Durazo Montaño indicó que la responsabilidad de garantizar la paz y tranquilidad ha sido reservada a los elementos y estará acompañada de todos los recursos del Estado mexicano; "seguiremos a su lado hasta garantizar la paz y tranquilidad que hemos puesto en sus manos y que ustedes iniciaron desde hace 91 años”, expresó.

Lamentó que pese al reconocimiento de la sociedad, durante años hubo un abandono de la Policía Federal por parte del gobierno y eso afectó la evolución y el crecimiento de sus elementos en todos sus ámbitos, comenzando por el de su dimensión, y aún ahora el número de elementos es insuficiente para garantizar la seguridad de la población.

Por ello, anotó, la idea de llevar al Ejército y a la Marina a las calles a combatir al crimen organizado y apoyar las tareas de la Policía Federal, cuyos elementos siempre han estado dispuestos a ofrecer su vida a cambio de garantizar, si es necesario, la protección de los mexicanos.

Actualmente, ha quedado de manifiesto el rumbo que debe tomar la Policía Federal en el futuro de la nación, dado que la coyuntura de inseguridad demanda ofrecer nuevas instituciones de seguridad del Estado mexicano y crear una Guardia Nacional con toda la riqueza heredada de las instancias que la presidieron, subrayó.

Reconoció que uno de los mayores retos es fundir en una nueva identidad la cultura de los tres cuerpos de seguridad que le dan origen a la Guardia Nacional, gracias al esfuerzo de la Policía Federal para consolidar ese proceso de transición.

Llamó a seguir fortaleciendo la carrera policial, con un compromiso en el quehacer público con honestidad, lealtad y patriotismo, y sumarse a este cambio estructural que requiere el país.

El funcionario federal sostuvo que ahora un policía federal del nivel más bajo del escalafón puede aspirar a dirigir a la corporación o la Guardia Nacional, porque los nombramientos ya no serán por decisiones políticas.

Reiteró que se hará un acomodo progresivo de los sueldos y prestaciones que perciben los elementos del Ejército y de la Marina con los que perciben los policías federales, y que en la transición a la Guardia Nacional, éstos últimos conservarán su antigüedad, seguros de vida y gastos médicos.

Dijo que para quienes no quieran su cambio, habrá espacio en al menos 10 dependencias federales, entre ellas el Servicio de Protección federal; en las unidades de Medidas Cautelares, Prevención y Readaptación Social, aduanas o del Instituto Nacional de Migración (INM), por mencionar algunas.

Alfonso Durazo ratificó que pondrá el mayor de los empeños y capacidades para continuar impulsando el proceso de reconocimiento, respeto y dignificación de todos los policías federales que continúan realizando su trabajo de manera heroica, porque “debemos hacer un solo frente y caminar juntos en la construcción de la paz y la justicia” en beneficio del país.