Expertos de la Escuela Superior de Medicina de Hannover (MHH) desarrollaron una nueva estrategia de vacunación consistente en añadir ácido retinoico a las vacunas para combatir los gérmenes patógenos causantes de las diarreas mortales, según informó hoy el centro universitario en esa cuidad germana.

Tras una serie de ensayos con ratones, los científicos llegaron a la conclusión de que las vacunas contra el cólera y la salmonelosis son significativamente más efectivas si se les añade ácido retinoico.

Este ácido contribuye a que las células inmunitarias lleguen a la mucosa intestinal, donde producen anticuerpos para neutralizar los gérmenes.

"Esta estrategia de vacunación innovadora es de gran importancia, no sólo en lo que respecta a la bacteria E.coli, sino especialmente en diarreas que afectan a niños en países en desarrollo. Muchas vacunas no funcionan bien en países en desarrollo y ello se debe a la malnutrición, sobre todo a la carencia de vitamina A ", subrayó Reinhold Förster, de la Facultad de Inmunología de la MHH.

Esta vitamina produce ácido retinoico, gracias al cual las células inmunitarias pueden llegar al intestino para combatir bacterias y virus.

El papel fundamental del ácido retinoico en el proceso inmunológico se conoce sólo hace algunos años, por lo que no se había intentado todavía aplicar su utilidad en las vacunas.

La dificultad de las vacunas existentes radica precisamente en hacer llegar las células inmunitarias al intestino, precisó Förster.

En los ensayos, los científicos inyectaron vacunas contra salmonelosis y cólera a dos grupos de ratones y las mismas con ácido retinoico añadido a otros dos grupos y alimentaron posteriormente a los animales con salmonella y toxinas del cólera.

"Los grupos que habían recibido vacunas con ácido retinoico estaban en ambos casos significativamente mejor protegidos", informó el catedrático.

En su opinión, esta nueva estrategia de vacunación tiene un gran potencial.

"Ahora existe la posibilidad de inmunizar de forma más efectiva contra todos los gérmenes patógenos causantes de la diarrea", dijo.

Los científicos tienen previsto aplicar estos resultados en las vacunas contra el rotavirus en países en desarrollo.

Las diarreas suponen 20% de las causas de mortalidad en niños menores de cinco años en países en desarrollo, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Pero los gérmenes patógenos constituyen una amenaza permanente también en los países industrializados, como ha quedado reflejado con el reciente brote infeccioso de E.coli en Alemania que se ha cobrado al menos 48 vidas en todo el país.

Agencia El Universal