México, D.F.- El Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan Rafael Elvira Quesada, dijo que la Semarnat tiene como meta el incremento de una planta productiva nacional de árboles de Navidad de calidad que genere recursos económicos que se distribuyan entre los propios productores.

“La idea es que toda la demanda del mercado interno se comercialice mediante la oferta de la producción nacional”, precisó.

Indicó que las entidades donde se produce el mayor número de pinos navideños son: Estado de México, Veracruz, Puebla, Hidalgo y Morelos, pero recientemente en Jalisco y Nuevo León se ha considerado esta alternativa productiva sustentable y se pretende que otros estados del norte se sumen a la misma.

Reconoció el trabajo que desarrolla la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en materia de fomento y apoyo a los productores a través del ProÁrbol, y de la Profepa en materia de inspección y vigilancia, para garantizar el estado sanitario y la calidad de los árboles.

Por su parte, Francisco García García, Director General de Gestión Forestal y de Suelos de la Semarnat, informó que la dependencia a su cargo rechazó este año poco más de cuatro mil ejemplares de árboles de navidad, de los más de un millón que han ingresado al país, por no cumplir con la normatividad establecida.

Señaló que para mejorar la inspección y vigilancia en la importación de árboles de navidad, tanto el personal de Regulación Forestal de la dirección a su cargo, como los inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en las aduanas de la frontera norte, reciben capacitación cada año.

“Si la cifra de este año la comparamos con 2008, cuando se importaron más de un millón 200 mil árboles y fueron rechazados más de 43 mil, podemos observar las mejoras que han tenido la Semarnat, al contar con atribuciones en materia de regulación forestal, y la Profepa, que se encarga de la inspección y vigilancia en cumplimiento de la ley”, desatacó.

Explicó que dentro de este ejercicio de coordinación se encuadra el programa de capacitación continua anual que focaliza principalmente en el tema de los inspectores que cuidan y garantizan que ninguna plaga forestal ingrese al país a consecuencia de las importaciones de árboles de Navidad.

La capacitación de este año se realizó en Oregon, Estados Unidos, donde se trabaja en conjunto con autoridades del país vecino y canadienses para homologar criterios.

El funcionario federal recordó que en 2010 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la NOM-013-SEMARNAT-2010, que se refiere a la importación de árboles de Navidad de los géneros Pino (Pinus) y Abeto (Abies) y abeto de Douglas (Pseudotsuga menziesii), con lo cual se elimina el certificado fitosanitario de importación que expide la Semarnat al estar integrado en la NOM.

Refirió que cada año, en noviembre y diciembre, se realiza la importación de árboles de Navidad, principalmente de Estados Unidos y Canadá, ya que la demanda del mercado nacional es de aproximadamente 1.7 millones de pinos.

A la fecha se han importado más de un millón de pinos, de los cuales 56 por ciento se han introducido a través de las aduanas de Mexicali y Tijuana, en Baja California, y por la aduana de Nogales, Sonora, se han importado más de 143 mil ejemplares. La especie con mayor demanda es el abeto blanco, con 564 mil 098, lo que representa el 52 por ciento, y el abeto de Douglas, con 477 mil 925, que equivale al 44 por ciento.