La psicóloga del IMSS, Esmeralda Yelisse García Ortega, advirtió que la infertilidad puede llegar a provocar una profunda depresión producida por un duelo no elaborado adecuadamente, así como problemas en la relación de pareja.

Indicó que la infertilidad además de causas fisiológicas puede también tener factores psicológicos, motivados sobre todo por la exigencia de la pareja para convertirse en padres, a fin de cumplir roles establecidos, ya sea de ellos mismos o del propio entorno social.

"Se frustra ese proyecto de vida y es como si le quitaras el suelo; el otro punto es el aspecto social, porque empiezan los cuestionamientos tales como ¿Cuándo vas a tener hijos?, ¿Quién de los dos no puede tener? y obvio que eso afecta", aseguró.

Lo anterior dijo, genera una condición de estrés permanente en la pareja, en el hombre y la mujer individualmente, lo cual puede ocasionar que somaticen este malestar en el plano físico y tengan dificultades para la concepción.

"Por otro lado, cuando enfrentan esta situación, la autoestima puede dañarse de tal forma que, pongan en duda su valía como hombres o mujeres", resaltó la especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

Dio a conocer que actualmente las estadísticas señalan que la infertilidad es atribuible en un 40 por ciento de los casos a la mujer y en un 40 por ciento al varón, en el 20 por ciento restante se desconocen las causas.

Mencionó que en la pareja, los problemas de fertilidad pueden ocasionar hasta la separación, debido a que no sólo se presentan problemas de comunicación, reproches o culpas, sino también aparecen los conflictos en la sexualidad, dado que practicar el acto en sí puede representarles mucho estrés.

"Cuando una pareja tiene este conflicto puede que empiecen a ver el contacto íntimo más bien con finalidades reproductivas que como un acto de amor, porque sólo piensan en cuando será el día fértil para acercarse de esta manera", explicó.

Aunado a la situación emocional, las afectaciones en el desempeño sexual pueden hacerse presentes, acotó García Ortega.

"Puede derivar disfunciones sexuales, tanto en la mujer como en el hombre, en ella puede haber por ejemplo, problemas para lubricar y en él disfunción eréctil, obviamente, la consecuencia de esto es que pueden llegar a la separación como pareja", puntualizó.

Debido a que la pareja enfrenta un duelo, recomendó buscar ayuda profesional para superar la depresión, a través de terapia psicológica e incluso es muy deseable que se sumen a una terapia grupal para liberar sus sentimientos y desahogar sus temores, con parejas que estén atravesando por la misma situación.

Afirmó que alrededor del 53 por ciento de las parejas con infertilidad buscan ayuda psicológica, aunque alrededor del 9 por ciento abandona el tratamiento.


info: Radio Fórmula.