Autoridades de salubridad estadounidenses hicieron público este jueves un reporte en el que hallaron 13 violaciones sanitarias, tres de ellas graves, en el restaurante Mar-a-Lago dentro del exclusivo club de Florida propiedad del presidente Donald Trump.

El complejo recreativo, conocido como ‘La Casa Blanca del Sur’ exige una membresía cuyo costo es de 200 mil dólares.

Los inspectores de sanidad realizaron una visita al negocio de comida de Trump en enero pasado y hallaron carne mal refrigerada, pescado crudo potencialmente peligroso y refrigeradores descompuestos.

No hubo ningún pronunciamiento por parte de los portavoces de Trump al respecto para defender las acusaciones.