Según el estado conyugal, las tasas de participación económica más altas entre las madres se presentan cuando son solteras (49.2 por ciento), informó el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Le siguen cuando son separadas, divorciadas o viudas (46.6 por ciento) y por último, al estar unidas o casadas, la tasa es de 39.6 por ciento, añadió Inmujeres, en un comunicado.

La tasa de participación económica de la población femenina de 15 años y más con al menos un hijo nacido vivo en 2016 es de 43.4 por ciento y varía según el número de hijos: Mientras que para las madres con una o dos hijos es de 38.4 por ciento, para aquellas que tienen tres a cinco hijos es de 29.4 por ciento y para las de seis hijos y más de 5.2 por ciento.

Del total de las madres ocupadas en la actividad económica, 67.3 por ciento son trabajadoras subordinadas y remuneradas, 23.4 por ciento trabajan por cuenta propia, 7.1 por ciento no tiene remuneración y sólo el 2.2 por ciento se desempeña como empleadora.

Respecto al número de horas trabajadas, 35.5 por ciento lo hace menos de 35 horas semanales (tiempo parcial).

Las tasas de participación económica más altas entre las madres se presentan cuando tienen mayor nivel de escolaridad, es decir, con nivel medio y superior la tasa es de 59.3 por ciento, con secundaria completa es de 42.8 por ciento, con primaria completa es de 35.3 por ciento y con primaria incompleta es de 28 por ciento.


inf./Teléfono Rojo/Quadratín