El ciberataque que desde la víspera afectó los sistemas informáticos de miles de instituciones y empresas de más de 70 países del mundo, provocó el cierre temporal de varias fábricas en Francia de la automotriz Renault, informaron hoy fuentes de la empresa.

La dirección del fabricante automovilístico decidió detener varios centros de producción por la infección de un virus que circula por internet y que alcanzó sus computadoras, de acuerdo con las fuentes.

La producción fue detenida “como parte de las medidas de protección que fueron tomadas para evitar la propagación del virus” informático, explicaron a medios locales.

Se desconoce cuales fábricas detuvieron su producción este sábado, aunque la empresa prevé reabrirlas el lunes próximo.

Fuentes sindicales indicaron, sin embargo, que la fábrica del poblado de Sandouville (norte), que emplea a tres mil 400 personas, sería una de las más afectadas.

Renault es la primera empresa francesa en reconocer haber sido afectada por el ciberataque “de dimensión nunca antes vista” que comenzó a expandirse la víspera por todo el mundo.

La campaña masiva de ransomware, un ataque en el que los perpetradores piden dinero a cambio de liberar el acceso a los sistemas, afectó a instituciones de China, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Reino Unido, Rusia, Taiwán, Turquía, Ucrania y Vietnam, entre otros países.


inf./Notimex