Este sábado 4 de noviembre se produjo el fenómeno conocido como la Luna escarchada, que marca el inicio de la época de heladas en el hemisferio norte; además de que para el 6 de noviembre el satélite natural se situará en su perigeo, que corresponde al punto más cercano a la Tierra, por lo que se podrá observar más grande.

La luna se colocó a una distancia de 364.004 kilómetros de nuestro planeta y para el lunes se acercará hasta los 361.438 kilómetros; sin embargo no alcanza la categoría de superluna, pues ese término se utiliza para describir una Luna llena en su perigeo haciendo que aparezca 14% más grande y 30% más brillante en el cielo.

En México este fenómeno se podrá observar las condiciones climatológicas lo permiten, por lo que será este día cuando se pueda aprecia la penúltima luna llena de 2017, la cual que marcará el inicio de cuatro lluvias de estrellas.

Además, mañana ocurrirá la lluvia de las "Táuridas del sur" mientras que el 21 de noviembre se registrará la última lluvia de estrellas del mes.


inf./Grupo Fórmula