La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) rescató, en coordinación con el H. Cuerpo de Bomberos, Protección Civil y Seguridad Pública del municipio de Guerrero, Chihuahua, un ejemplar de Oso negro (Ursus americanus) de aproximadamente 2 años de edad, que deambulaba en busca de comida en la zona urbana de la citada localidad.

Inspectores de PROFEPA atendieron el llamado de personal de Protección Civil, del H. Cuerpo de Bomberos y Seguridad Pública del municipio de Guerrero reportando la presencia del úrsido.

Tras una primera valoración para su contención, garantizando el trato digno y respetuoso del ejemplar, se le trasladó a un predio municipal para realizar una revisión y diagnóstico clínico por parte de un médico veterinario zootecnista, resultando que mostraba signos de deshidratación y desnutrición, así como algunas lesiones leves y una herida en una de sus extremidades inferiores, sin que presentara daño de consideración en sus ligamentos.

Se le administró tratamiento por parte del especialista, recomendando proporcionarle alimentación rica en proteínas y los cuidados para su pronta recuperación, a fin de valorarlo nuevamente en el corto plazo y considerar una pronta reincorporación a su hábitat, lo cual podría ser en un lapso aproximado de 15 días.